lunes, 12 de enero de 2015

4 razones para sentirse orgulloso de Jaén


Los que somos y/o vivimos en Jaén estamos acostumbrados a escuchar (o decir) frases como: “Jaén es una mierda”, “Esto es un pueblo grande” o “Aquí no hay de nada” entre otras. A todos nos ha pasado alguna vez que alguien nos pregunta sobre qué hay en nuestra ciudad, y siempre salimos con el clásico: “muchos olivos, una catedral, un castillo…”, y ahí nos quedamos sin saber muy bien que más decir aparte de que “también se tapea muy bien”. Si además has tenido la oportunidad de viajar fuera de España y conocer gente, sabrás que al decir que eres de Jaén, la reacción más común es ver como la otra persona pone cara de circunstancia mientras te dice: “No la conozco”.

Pues bien, hoy vengo dispuesto a poner fin a esta lacra que nos consume como ciudadanos dándote 4 buenas razones para presumir y poder hablar con orgullo de tu tierra. Te prometo que una vez que termines de leer este post, vas a tener argumentos irrefutables para convencer a todo el mundo de que Jaén es algo más que aceitunas, una catedral y un castillo. Empezamos:

     1. ¿Jóvenes? No gracias.
¿Vas andando por la calle esquivando abuelos? ¿Ves más bastones que piernas a lo largo del día? Tranquilo, es normal. Se debe a que Jaén es la provincia con mayor índice de envejecimiento de Andalucía. Es decir: hay más personas mayores de 64 años que menores de 16. Si nos quejamos de que no hay lugares de ocio, acabo de darte el porqué. Ya tienes un dato para fardar cuando hables con tus amigos de Madrid. Puede que vosotros tengáis el musical del Rey león, pero aquí tenemos el mayor número de ancianos por metro cuadrado.

     2. Parados, venid a mí.
Que vivimos en crisis y que no hay trabajo estamos ya hartos de escucharlo, pero si eres de Jaén y no estás trabajando es porque no quieres, porque trabajo nos sobra. No hay más que ver los datos del paro del último año para darse cuenta. Según este informe, Jaén ha sido la única provincia andaluza que ha terminado 2014 con más parados de los que había cuando empezó. Vamos, que si estás de brazos cruzados no tienes excusa. Y tú pensando que en Jaén había mucho paro… ay que iluso.

     3. ¡Deudas deudas dubidú!
Comentaba al principio que una de las frases que más se escuchan si eres de Jaén es la de que aquí no hay nada. Y puede que sea verdad, pero no será porque nuestros alcaldes y concejales no se parten el lomo mirando por su ciudad (todos, no solo los actuales). Fruto de ese trabajo incesante, el ayuntamiento de Jaén ha acabado siendo el más endeudado de todo el país, nada menos que con 521 millones (y subiendo) además de encontrarse en situación de quiebra técnica. Ahora ya sabes por qué las calles relucen de limpias, el asfalto se encuentra en perfectas condiciones o el transporte urbano ofrece un servicio de inmejorable calidad. Presume de ello.

     4. De los creadores de “Un aeropuerto sin aviones”.
Si aun con estas tres razones todavía crees que Jaén no merece estar en el top ten de ciudades españolas, he dejado para el final la razón definitiva, la joya de la corona que hará que no quieras vivir en ningún otro sitio. Resulta que tenemos el privilegio de ser la primera ciudad de España en tener vías para tranvía, semáforos para tranvía, señales para tranvía, paradas para tranvía… pero no un tranvía. Una nimiedad que apenas nos costó 120 millones de euros y que a día de hoy, después de 5 años, sigue sin estar operativo y con pocos visos de que alguna vez vaya a hacerlo. Pero como un tranvía sin tranvía parecía a todas luces una inversión insuficiente para una ciudad como Jaén, también disponemos de un parque acuático sin agua y de un museo que no se sabe de qué se va a llenar. Qué maravilla.

Como puedes ver, Jaén esconde más de lo que parece. Guarda tesoros que estoy seguro que no sabías que tenía. A partir de ahora, si alguien te pregunta por tu ciudad, si alguien quiere saber más de dónde vives, no te cortes, ya sabes que Jaén es algo más que olivos, una catedral y un castillo.

3 comentarios:

  1. No conozco Jaén, algún día tendré que visitarla, pero es una pena que quienes deben hacer de nuestra ciudad un lugar en el que la gente quiera estar, y pueda quedarse, sea justo lo contrario. Espero que la cosa cambie. Y bueno, de Chiclana, donde yo vivo, tampoco puedo decir muchas cosas buenas en ese sentido... Pero eso es otra historia y será contada en otra ocasión, por el menda XD...

    ResponderEliminar
  2. Cómo se nota que llevas sangre de turista diplomado! ;) Ingenioso post, cargado de razón y de datos llevados con buen humor. Da gusto leerte. A seguir así, ningún principio es fácil. Aquí tenéis un seguidor :) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Andrés!! Me alegra mucho que te haya gustado. Estos comentarios motivan bastante. Un abrazo para ti también ^^

      Eliminar