viernes, 28 de agosto de 2015

Granadinas, Granadinos y Viceversa.


Hay días en los que descubres cosas que nunca tendrías que haber visto. Incluso puede pasarte sin tener que salir a la calle. Indagando por internet, anoche descubrí un vídeo sobre un "programa" llamado Granadinas, Granadinos y viceversa que hizo que se removieran todas las entrañas de mi cuerpo. Sólo por el nombre podéis imaginar que se trataba de una copia de la famosa basura que telecinco emite todas las mañanas, con la diferencia de que en el caso de su versión granadina, los participantes rondaban los 15-17 años de edad. Afortunadamente, el vídeo ya no está disponible en Youtube porque tras la oportuna denuncia la fiscalía anda investigando el asunto, dado que estamos hablando de buscar pareja a menores de edad.

El mensaje que transmitía este programa a la juventud era simplemente denunciable: niñas de 15 años siendo expuestas delante del resto, con el físico como único reclamo para que los demás opinaran sobre ellas como si fueran una mercancía que está puesta a la venta; presionadas para que no utilizaran las redes sociales como ellas consideraran oportuno; o incluso sometidas a preguntas del tipo: "¿Hasta qué punto estarías dispuesta a cambiar tu forma de vestir por él?" Con una respuesta que daba más miedo incluso más que la propia pregunta. Viéndolo solo podía pensar en cómo reaccionarían los padres de esta muchacha si la vieran echando por tierra todo lo que ellos han intentado conseguir durante años.

Las cadenas que perpetran este tipo de telebasura, defienden sus contenidos alegando que solo se trata de entretenimiento y aluden a la insultante frase de "le damos al espectador lo que quiere ver". Es preocupante que haya millones de adolescentes (y no tan adolescentes) que consideren la total falta de valores de estos programas como su ejemplo a seguir. 


NO son programas para buscar pareja, son el mejor escaparate de la caspa y la falta de capacidad crítica que todavía sigue imperando en nuestro país. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario