viernes, 2 de octubre de 2015

La Chica del Tren / Tomorrowland: El mundo del mañana

Comenzamos esta nueva sección en la que cada semana, el Sr. Exquisito os dará su opinión sobre el último libro, película, serie, disco, juego... en definitiva, cualquier elemento cultural que haya o bien disfrutado o bien sufrido en los últimos días. Será una pequeña reseña en la que podréis conocer su opinión (siempre sin spoilers) y, si lo creéis conveniente, dar la vuestra propia. En cada post de esta sección habrá una recomendación y una NO recomendación, que el salseo siempre gusta. ¡Empezamos!


Sr. Exquisito te recomienda: LA CHICA DEL TREN


La Chica del Tren  es el último fenómeno de masas literario que ha vendido más de cinco millones en menos de séis meses, convirtiéndose así en un best seller. Su autora es la británica Paula Hawkins, una escritora que hasta este momento no había tenido mucho éxito con sus novelas románticas y que estaba a punto de tirar la toalla cuando publicó el título que nos ocupa.

Se trata de una novela de intriga y misterio que nos pone en la piel de su protagonista, Rachel, una chica que ha perdido todo por culpa de su alcoholismo (trabajo y pareja) y que, para no levantar sospechas en la compañera con la que comparte casa, se sube todos los días al tren que le llevaba al trabajo, como si nada hubiera cambiado. En el trayecto el tren suele parar en frente de una zona residencial, curiosamente donde ahora vive su ex con su nueva mujer, algo que no le ayuda en absoluto. Para intentar evadirse de ello se fija en las demás casas. Ahí es donde descubre a Jason y Jess, una joven pareja, de la que se inventa los nombres, que parece estar locamente enamorada, a juzgar por su comportamiento en el porche en el que los ve a diario. O eso cree ella, pues un día ve algo que la hace dudar. ¿Acaso no son tan felices como parecen? A partir de aquí todo ocurre muy deprisa y nada es lo que parecía en un primer momento...

Este es a grandes rasgos el argumento de la novela. Es un libro ágil y de fácil lectura. Quizás al principio parezca la típica historia para mujeres, en la que el amor y el desamor van a ocupar el eje central, pero pronto descubrimos que esconde mucho más en su interior, con unos personajes muy bien construidos, todos con sus claroscuros, como en la vida real, una trama que consigue implicarte para saber qué ha ocurrido realmente y un final que, yo al menos, no esperaba.

Quizás no sea el mejor libro que he leído, ya sabemos como son las modas y el boom que tienen algunos títulos que por h o por b suelen caer de pie, pero su lectura es amena y divertida, consigue que estés deseando leer el siguiente capítulo y sobre todo te hace empatizar con sus personajes. Una lectura muy recomendada, sobre todo si te gusta el suspense.


Sr. Exquisito no te recomienda: TOMORROWLAND: EL MUNDO DEL MAÑANA

A principios de verano llegaba a los cines Tomorrowland: El mundo del mañana, una cinta de la factoría Disney que llamaba la atención en sus primeros trailers por lo imaginativa y atractiva que parecía su propuesta. El resultado no obstante, distó mucho de lo que creíamos encontrar y la película resultó ser un fracaso absoluto en taquilla, con unas pérdidas estimadas en 120-150 millones de dólares para el estudio del famoso ratón.

Con todo, me decidí a verla para comprobar si realmente la película tuvo un descalabro merecido, y tras dos (largas) horas está más que claro por qué no funcionó. La película nos cuenta como Casey Newton  es elegida por un pin (sí, un pin. Así están las cosas) que la transporta a otro espacio y tiempo, una ciudad del futuro conocida como Tomorrowland que parece destinada a desaparecer. Casey, con la ayuda del desilusionado inventor Frank Walker (George Clooney) deberá desentrañar los secretos de la misteriosa ciudad y salvar así a la humanidad.

Todo esto, que sobre el papel resulta épico e intrigante, no llega a reflejarse en la película en ningún momento. Tras una excesivamente larga presentación de sus dos personajes protagonistas, la película abandona su más o menos interesante premisa inicial (el poder de la imaginación, perseguir los sueños, no rendirse nunca y esas cosas tan Disney) y se convierte en un batiburrillo de escenas de acción y efectos especiales que en ningún momento llegan a impactar lo suficiente como para atrapar al espectador, teniendo la constante sensación de que lo que estás viendo es un rollo patatero. Si te gustan las películas de ciencia ficción o fantasía, tienes cientos de opciones más recomendables antes que ver esta. 

Disney, matriarca del cine para toda la familia, tropieza en esta ocasión con una película que no encaja  ni con un público infantil (2 horas y cuarto de película para un niño es media vida) ni mucho menos con el público adulto. Un tropiezo que, si nada cambia, se convertirá en el mayor fracaso del año

No hay comentarios:

Publicar un comentario