miércoles, 9 de diciembre de 2015

Por encima de sus posibilidades

Recuerdo cuando a principios de 2012 desde todos los lugares se nos decía que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades. Recuerdo bien como se nos hacía hincapié en que la situación era insostenible y que eso del estado del bienestar ya no podía seguir así por mucho más tiempo. Subidas de impuestos brutales, bajadas de salarios, despidos colectivos, disminución del presupuesto
en sanidad y educación (las que nunca se iban a tocar).

Eran épocas de recortes brutales, de desahucios televisados día si y día también. De personas que perdían su puesto de trabajo mientras otras veían como las condiciones del suyo se endurecían a la vez que su sueldo disminuía drásticamente. Pero también eran días de escuchar como el extesorero del partido en el gobierno sacaba a la luz una trama de comisiones ilegales que había hecho al mismo jugar en condiciones más favorables que el resto. De ver como el propio presidente del gobierno le mandaba el ya famoso “sé fuerte Luis” y como, lo que en otro país civilizado habría significado la dimisión más fulminante se despachaba con un simple “me equivoqué”.

Más adelante conoceríamos como el gurú del supuesto milagro económico español del partido en el gobierno había mentido con la salida a Bolsa de Bankia, algo que hemos tenido que pagar a escote todos los españoles, además de como, junto a muchos sinvergüenzas de casi todos los partidos, habían vivido a todo tren gracias a las tarjetas Black. Por no olvidar todo el tema gurtel o los ERES en Andalucía.

Mientras los españoles lo pasábamos de pena muchos habían vivido muy por encima de las posibilidades de todos nosotros. Mientras el ciudadano tenía el agua al cuello, ellos se iban de juerga y pagaban fiestas a nuestra costa. Y luego nos decían que no había dinero para becas o sanidad…

Es por eso que me indigna darme cuenta que, cuatro años después, los españoles hemos olvidado todo eso. Hemos olvidado al familiar que ahora está viviendo en nuestra casa porque lo echaron de la suya. Hemos olvidado al que perdió el empleo y ahora malvive con trabajos de dos días en los que se le trata como un esclavo. Hemos olvidado al inmigrante que ya no tiene posibilidad de que le traten si tiene alguna enfermedad…

Hemos olvidado todo y nos dirigimos a unas votaciones en las que el principal culpable de todos nuestros males es el que va ganando en las encuestas. Puede que los políticos nos tomen por tontos, pero con cosas como estas les demostramos que lo somos. 

Por eso me gustaría que, por una vez, fuéramos los ciudadanos los que les dijéramos a los políticos que ya estamos hartos de que nos tomen por idiotas. Que no pasamos ni una más en corrupción y que queremos esos derechos que tanto nos costó conseguir de vuelta. Recordarles, al fin y al cabo, que esa constitución que tanto esgrimen cuando les conviene dice que la soberanía está en el pueblo, y que es éste el que les debe dejar claro que han vivido por encima de sus posibilidades. Y nuestra respuesta debería ser simple y llanamente: “Nunca Mas”.

2 comentarios:

  1. Que el 20D sea el inicio de un nuevo tiempo para todos los españoles. Exitos!

    ResponderEliminar
  2. Amén Lourdes amen. Eso esperamos. Gracias por comentar. Un saludo!!

    ResponderEliminar